Los UIMA+25, son los miembros que superan la participación en 25 encuentros, en el blog "Una idea, Mucho arte"La recompensa no puede ser otra que el reconocimiento, el agradecimiento y alguna distinción que ahora indicamos:
·Diploma acreditativo personalizado (fondo una de sus obras), que se le enviará y aparecerá en el blog.
·Elección a partir de la fecha del día del mes que a su voluntad desea que se publique su trabajo en los encuentros.
·Entrada en el blog, personal y de reconocimiento, en la que se mostraran sus obras y se incluirá currículo, enlaces y otras cuestiones a elección de autor.

lunes, 3 de diciembre de 2012

LAURA HERNANDEZ, UIMA + 25



Volvemos este mes para presentaros un nuevo UIMA + 25, en ese caso se trata de Laura Hernández. 

Laura empezó a participar en nuestro blog en el cuarto encuentro y desde este momento es una habitual de cada mes, por todos es conocida su pintura suave pero rica en expresividad y color.

Según nos ha reconocido Laura es autodidacta, nunca ha recibido clases, partiendo de cero en el año 2006, ha probando diversas técnicas pero donde se siente más cómoda es con el óleo y los acrílicos.

Sus trabajos son de los que no dejan indiferente, siempre además de una buena técnica y unos colores limpios y fuertes nos muestra ideas ricas, con mensaje. Le gusta mirar hacia dentro y mostrarnos lo que ve,  su mundo interior, en el que se ve la dulzura de un mundo infantil lleno de sueños, la sensualidad femenina y la alegría reflejada en el color, como decíamos nítido y enérgico.

Si observamos su obra fuera del blog, veremos muchos cuerpos y  rostros femeninos, junto a niños y también mucha naturaleza, desde la placidez de un bosque a la fiereza de animales salvajes. En estos trabajos se ve todo su proceso de aprendizaje, sencillos e ingenuos en un principio ahora son seguros y buscan el no dejar indiferente al espectador. En un principio su paleta intentaba exclusivamente imitar al natural, mientras a ahora a encontrado un lenguaje propio mucho más rico y expresivo, tanto en tonos como en matices, pero sobre todo en color, un color con una tendencia cálida, pero sin miedo a los verdes o azules tan frecuentes también en su obra.

Junto a sus pinturas encontramos fotografía, podríamos decir que los motivos y formas son los mismos que en  su pintura,  rostros y naturalezas, a veces modificados digitalmente para acercarlos a su manera de ver y de entender el arte, de forma rica y colorista.

No queremos dejar pasar su destacada participación en los dos únicos concurso celebrados hasta ahora en este blog, el de “Aquella otra navidad” en que quedó en quinta posición y el libro de “Greguerías ilustradas” en el que obtuvo el primer puesto y su obra ocupo la portada del libro, lo que demuestra tanto la calidad de sus obras como la aceptación de las mismas por los observadores o  espectadores.












A continuación mostramos algunas de sus obras, principalmente las que a nuestro entender le son mas representativas, publicadas y no publicadas en el blog, todas las publicadas tenéis un enlace más abajo.
04/01/07 Piernas (579x640)

22/07/11 Lilium (504x640)

09/01/12 A galope (640x440)


18/08/12 Rojo pasión (691x800)

05/03/12 Niñ¦a angelical (640x638)


19/07/09 Elefante africano (446x640)

24/01/10 Rosa (640x509)


29/10/10 Cynthia - lapiz (502x640)

11/04/11 Adolescencia (432x640)
02/11/11 Pensamientos (640x638)


08/01/12 Burbujas (456x640)


30/06/12 Ayira, oleo sobre tela (443x640)

FOTOGRAFÍA CON RETOQUE DIGITAL

Camuflaje 30 X 40 (480x640)
Bosque nocturno (640x481)

De piedra (640x640)


No queremos caer en el error de mostrarlas todas, pero os dejamos los enlaces para que podáis disfrutar de sus trabajos:

TODAS LAS OBRAS DE LAURA HERNÁNDEZ  EN UNA IDEA: Pincha aquí

Estas son las direcciones de internet donde muestra su trabajo:
Laura Hernández en ARTELISTA: Pincha  aquí
Laura Hernández en ART GALLERY MRDO: Pincha aquí
Laura Hernández en VIRTUAL GALLERY : Pincha aquí



A continuación os presentamos las obras que han sido objeto de critica en este blog




Este Retrato provoca una Percepción Exaltada. Exaltación que proviene de una estética que agudiza el delineamiento de las formas, mediante la acentuación de texturas y brillos y una lograda técnica del dibujo que sostiene y estructura lo pictórico imprimiendo su huella gráfica en el óleo. La retratada parece entregarle a la retratista los elementos exactos en facciones, contrastes cromáticos, vestuario y accesorios para que ella pueda jugar creativamente enfatizando los elementos, exacerbando sin llegar a lo grotesco o a lo inverosímil, lo suficiente para situar a la imagen en un sitio que remite a la  exacerbación hiperreal así como a lo caricaturesco como legítima categoría plástica. Aquí, en Maite Rubert retratada por Laura Hernández apreciamos la trasgresión desde otro ángulo: fondo y figura como ejes del Retrato se respetan y la distorsión del Estilo se da en la altisonante configuración de los rasgos, en ese pelo rubio y en esos ojos azules y en el marco rojo de los lentes y en la matérica constitución del vestuario. Y en los estragos y en la sabiduría-madre de la piel… todo ello graduado en un tono que parece sustraer lo álgido desde la física identidad de la retratada, como si se  exprimiera la significación de cada uno de estos detalles, sabiendo que aquel Todo adquirirá un nuevo rostro que aspira retratar el alma. Un alma intensa, saturada de luces y resplandores, inmensamente  viva.

Un eximio Dibujo que se transforma en Pintura por la verdad del modelo que en tiempos de mentira se reconvierte en “la magia”,  por el oficio que puede recibir el hechizo y ampliarlo y amplificarlo con la escrutadora observación de la artista, con el don de dar carne y espíritu a la ficción. Tal y cual lo que somos siempre: verdad y mentira, realidad y ficción.  Arte. Intercambio de Retratos.







Los conceptos de Color y Calor, Luz y Sol, Energía y Temperatura, se dan cita en este lienzo formando un espectro inseparable que junto a la acción de ojos y cerebro -tal y como es fundada la realidad que nos rodea- interpretan e instauran “el mundo”: este mundo en acrílico que es evocador de longitudes de onda y campos electromagnéticos, rayos ultravioletas, rayos X y gamma sostenidos por los primarios rojos, azules y verdes creando una cascada perceptiva altamente sensorial. Sensaciones éstas traducibles a palabras ligadas las unas a las otras y que, también como en cadena, vienen a visibilizar el Calor del Color y, desde allí, iluminan y enardecen un entramado de significados que conectan las vibraciones de la naturaleza y de lo humano. Están en este caldero las fuerzas energéticas naturales así como los pensamientos, sentimientos y emociones de nuestra interioridad.

Laura Hernández nos trae y retrotrae a lo ardiente y abrasador, lo tórrido, lo ardoroso y lo caliente, lo encendido y comburente, lo llameante e incandescente; lo incendiario. En esta gradación cromática y térmica se fragua lo achicharrante, lo calcinante, lo carbonizado. Lo inflamado y lo ígneo, lo chispeante, crepitante e hirviente, lo fogoso y lo candente, lo apasionado, lo vehemente, lo enérgico y lo entusiasta. Está aquí también lo humeante. Lo bullicioso. Lo sediento. Lo vigoroso, lo violento e impetuoso, lo activo e inflamado, lo férvido, lo ferviente y fervoroso. Suele decirse que el tema en cualquier forma de Arte es una “excusa” para jugar y experimentar con los recursos artísticos de los cuales se dispone; los mensajes no sólo se comunican desde las temáticas si no también y muy especialmente desde dicho ensayo técnico y estético. Esta propuesta, se centra en el análisis y en la descomposición de los elementos plásticos y en las técnicas de aplicación de los mismos, para emitir la colorida potencia del calor. La mujer que sacia su sed bebiendo de la botella, viene a ser un ícono complementario, un refuerzo semántico, en tanto si de ella prescindiésemos, las percepciones e impresiones que desata este hurgar en el nexo color/calor, permanecerían inalterables. Todo ello, conciente o inconcientemente, en el proceso creativo de la artista.


La luz solar de un día en pleno verano está aquí “personificada” en la irradiación y en la propagación, en la intromisión refulgente de sus ondas como si se tratase de una hoguera. Tal y como con las llamaradas de un incendio que más azules y violetas se nos presentan, cuanto más quemantes son.


A través del poder comunicativo de la mancha y la factura lograda mediante veladuras de color –técnicas que intensifican, en este caso, los mensajes sensitivos- se genera una suerte de radiografía de zonas coloreadas, contrastadas y temperadas, áreas terminantemente demarcadas con mayor chorreado e inacabado en el fondo; una cartografía de flujos combustibles y ardorosos que definen el Expresionismo de la Obra, no exenta, por cierto, de los ecos gráficos del Pop y del diseño contemporáneo.





Nos encontramos ante un trabajo de Laura Hernández de tamaño que podríamos considerar entre mediano y grande para la técnica de acuarela. El uso del material ha sido muy pictórico, diría que trabajando en seco, buscando el detalle del dibujo y huyendo de la transparente e imprecisa aguada, lo que le da un aire de trabajo a lápiz de color, pero con buena definición de volúmenes y contraste. Esta manera de emplear la acuarela le resta frescura y soltura, al tiempo que pormenoriza la forma. Sin saturar tanto el material como en esas otras acuarelas que nos encontramos últimamente en las galerías, que lo son porque lo pone en la etiqueta no porque lo parezcan.

Busca el equilibrio cromático repitiendo los colores blanco y rojo en diferentes ángulos del cuadro, así como las fuertes líneas verticales son compensadas con horizontales. La dirección de lectura de la obra para mí no está definida, pero partiendo de ese punto central entre los ojos y la flor, sale por el brazo izquierdo y dirigida por la dirección del pie que se toca, se dispara en espiral, para así recorrer la totalidad del trabajo, manteniendo como punto de atención el inicial.

Con un contrastado uso de la luz, busca una sobreexposición intencionada, que nos lleva al mundo de los sueños, de los recuerdos, de las ilusiones, pero sobre todo que nos saca de toda realidad. El motivo obligado del trabajo queda relegado a ultimo plano, solo destacará para los participantes del encuentro pictórico, pero para el resto es totalmente prescindible, lo importante no está dentro del encuadre, está fuera, sería lo que llama la atención de esta niña o quizás ni eso, porque esta niña está mirando dentro de sí, en sus sueños e ilusiones infantiles.  

¿Quién es esta niña?, somos nosotros mismos, mejor dicho es el recuerdo almibarado que queda de nosotros mismos. Es el recuerdo de nuestra infancia, de aquellos infinitos veranos sin cargas, en los que por la ventana entraba el mundo entero en un vistazo, alejándonos de donde teníamos puestos los pies, en el que la belleza de las flores solo era rebasada por nuestra sonrisa. Esta niña también puede ser el futuro, no nuestro futuro, si no en el que depositamos la semilla de nuestras esperanzas e ilusiones, y a través de sus ojos nos imaginamos un mundo mejor, más justo que el que nosotros hemos sido capaces de crear, un mundo que salga de su tierno corazón.

En su conjunto es una obra armoniosa, agradable, de mensaje dulce, técnicamente equilibrada, en la que su mayor virtud es el dibujo y como acuarela echaríamos a faltar algo más de ligereza y suavidad en el tratamiento. 


22 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias Laura, me alegro mucho que te gusten. Saludos!

      Eliminar
  2. Laura,
    veo que llevas poco tiempo en esto y sin embargo tienes un trabajo abundante y rico en calidad y matices. Creo que tienes un estilo propio y eso es de lo mejor que se puede decir de un artista.
    De las obras que no conocía destaco “Adolescencia” por lo mucho que expresa. También me gusta tu trato del color, personal como decía antes, y muy actual sin perder el equilibrio.
    Felicidades por este reconocimiento, merecido. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Manolo, me alegra saber que te parece que tengo un estilo propio, creo que eso es lo que buscamos todos :-)
      La obra de Adolescencia, es un retrato de mi hija con 14 años, la empecé con acrílico, no me convencía y la tuve como un año guardada, al final la terminé con oleo, me costó mucho pero creo que conseguí transmitir lo que quería. Saludos!

      Eliminar
  3. Laura enhorabuena por esos reconocimientos bien merecidos y felicitaciones por todos tus obras, son muy buenas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María del Carmen!! Un abrazo

      Eliminar
  4. ¡Muchas feicidades, Laura!. Tu obra es, visualmente, muy impactante; tu dibujo, muy bueno y ¡qué decir del color!: no se te resiste.
    Para ser autodidacta tienes calidad técnica. Así que, te deseo mucho éxito en tu aventura plástica y seguir disfrutando de tus aportaciones a este blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maite, muchas gracias, me has subido los colores con tantos elogios!! Seguiremos viéndonos en el blog. Un abrazo!

      Eliminar
  5. Quería agradecer a Una Idea, el trabajo que realizáis cada mes, creo que gracias a vosotros he ido aprendiendo poco a poco y me ha servido para no dejarme y continuar... Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estas son las palabras más bonitas que nos podías dedicar.
      Este es nuestro único objetivo “estimular la creación, y la colaboración de los artistas plásticos, mediante un encuentro mensual”, si te hemos estimulado a trabajar hemos hecho realidad nuestra idea.
      Lo de aprender ha sido solo cosa tuya mediante tu trabajo, felicidades y gracias por el reconocimiento.
      Un afectuoso saludo.

      Eliminar
  6. Estupendos trabajos Laura, y enhorabuena por tu constancia en Una Idea..., presentando tus trabajos con regularidad y trabajando, yo tengo la experiencia de que a dibujar y a pintar se aprende dibujando y pintando. FELICIDADES

    ResponderEliminar
  7. Holar Pilar, muchas gracias por tu felicitación, opino lo mismo que tú creo que a pintar se aprende pintado y yo lo amplio, cualquier cosa que quieras hacer lo aprendes haciendolo ;-)
    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Felicidades Laura, un trabajo impresionente con un estilo propio y un ejemplo a seguir.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen, me ha llegado al alma eso de "un ejemplo a seguir", creo que todos aprendemos un poco de todos. Un abrazo

      Eliminar
  9. Muchas felicidades Laura por este reconocimiento a tu trabajo, me han encantado las pinturas que has presentado en este blog y las que han mostrado ahora y que no conocía, tambien son preciosas. Saludos y espero que sigamos encontrandonos por aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Lucía, seguro que nos encontraremos por aquí ;-)
      Saludos!

      Eliminar
  10. layra te lo dije y dire me encanta tu trabajo es buenisimo y ahora me gusta todavia mas con tus comentarios, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Antonio, me alegra mucho que te encante, tus comentarios siempre son de los que animan a seguir... Besos

      Eliminar
  11. Hola Laura! Felicitaciones, es maravillosa tu obra. Una alegría enorme conocerte y que podamos compartir este espacio.
    No vi tus almiares de este mes de enero, Laura. Espero que todo marche bien.
    Un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana, muchas gracias, la alegría es mutua y compartir este espacio con todos vosotros es maravilloso. Este mes no he participado por falta de tiempo, pero os he seguido aunque no haya comentado a nadie, han resultado unas obras preciosas! Besos

      Eliminar